La logística en el Dropshipping

El Dropshipping o también llamado Drop Shipment, es un tipo de negocio por el que el minorista no guarda los bienes de forma física en su almacén, sino que los envía a través de una empresa de transporte, desde el distribuidor hasta el cliente final (fuente).

Una de las ventajas del dropshipping es la comodidad que ofrece el poder vender algo a cualquier parte del mundo, sin tener que comprar el producto de manera anticipada.

Como ya sabéis, en todos los comercios electrónicos la logística se convierte en un factor de vital importancia para la marcha del negocio.

Algunos aspectos que debéis tener en cuenta son:

  • Tenéis que informar al comprador, de todos los gastos de aduana que pudieran generarse. Dependiendo de la naturaleza del envío, el tributo a pagar será diferente y el cliente final, será el que se encargue de hacer frente a esa deuda.
  • Según el país de recepción, existirá una normativa diferente que puede afectar a la libre circulación de determinadas mercancías. Por eso, antes de tramitar el pedido, debéis consultar el listado de artículos prohibidos para el producto que se va a vender.
  • Es necesario escoger el servicio de transporte que más se adapte a las necesidades del cliente  Por eso, se debe prestar especial atención al plazo de entrega.

Desde aquí, os animamos a que nos contéis vuestras experiencias o dudas que os hayan surgido con respecto a este tema.