Hacer la maleta (y enviarla)

¿Pensando en las vacaciones y en la opción de enviar maletas? Imposible no hacerlo en estas fechas para los que todavía no nos hemos ido, y pensando también en otros muchos que por la “coyuntura económica” -eufemismo de moda- no van a poder ir a ningún sitio. Para aquellos que sí van a viajar y han decidido optar por enviar sus maletas por mensajería, vamos a recopilar unos cuantos consejos de utilidad.

Por un lado, antes de utilizar nuestro buscador, hay que elegir bien la maleta. No sólo por el espacio necesario, sino por sus características. Una maleta blanda, aunque sea de lona resistente, no debería transportar objetos frágiles. Si no hay más remedio, existen consejos como los de la Practicopedia. Hay maletas de materiales plásticos y duros que harán más resistente el contenido. Mucho ojo con las maletas de cremallera doble, que por mucho candado que pongamos tienen truco:

Ahora toca contratar un servicio de mensajería que se dedique también a enviar maletas para que recojan la nuestra y la lleven al hotel directamente, y poder viajar, como decía Machado, “ligero de equipaje”. Los pasos son:

  1. Consultar en nuestro buscador el servicio teniendo en cuenta el tiempo estimado de entrega. Por ejemplo, solicitar la recogida de la maleta para nuestro viaje a Grecia con cuatro días de antelación a nuestro vuelo, y sabiendo que la entrega no caerá en sábado ni en domingo.
  2. No incluir en la maleta nada que podamos necesitar en esos días que restan hasta el despegue del avión. Por razones obvias…
  3. Avisar en el destino -hotel o domicilio- personalmente o a través de la agencia de viajes de que va a llegar nuestro equipaje en la fecha acordada, para que nos la guarden, dejando nuestros datos de contacto.
  4. Embalar la maleta con filme transparente, varias capas, hasta que quede ajustada. Se pueden utilizar otros materiales, para evitar arañazos o roturas. De todas formas, viajará más segura en manos de una mensajería que en las de una aerolínea.
  5. Muy importante: Pegada en la maleta, por debajo de esas capas de filme transparente, colocar una tarjeta visible y en mayúsculas con el origen y el destino del envío, y datos del propietario (nombre, mail, teléfono u otros).
  6. Antes de contratar el servicio, y una vez embalada la maleta, pesarla en, por ejemplo, la báscula del cuarto de baño, y redondear los kilos hacia arriba (es decir, una maleta de 13 kilos 250 gramos será una maleta de 14 kilos). Lo mismo hay que hacer a la hora de medir el volumen, largo, ancho y fondo -aquí recordamos el consejo de buscar la maleta más apropiada-
  7. Contratar el servicio de envío en el comparador Mensajería Low Cost a través de la web o del departamento de atención al cliente para ver las tarifas de las distintas mensajerías.

Ya solo queda empezar a consultar la guía de viajes y empezar a soñar con los paisajes del destino… ¡Felices vacaciones!

Ejemplo para enviar maletas

Pongamos como ejemplo que una familia no quiere facturar sus dos maletas para sus vacaciones en París. Son dos ejemplares como éste:

Enviar maletasMiden 55x79x39 centímetros y pesan unos 15 kilos cada una. Como viajan desde Valencia, contratan el servicio de Mensajería Low Cost. Enviar estas 2 maletas a su hotel en París les cuesta poco más de 95 euros (IVA incluído), se las recogen en casa, se las dejan en recepción y viajan con 30 kilos menos y sin preocupaciones al aterrizar.

¿Compensa enviar maletas por mensajería o no?

  • Pingback: 5 consejos para hacer la maleta perfecta | | Mensajería Low CostMensajería Low Cost

  • AA

    Definitivamente no compensa.

    • http://www.mensajerialowcost.es Mensajería Low Cost

      Todo depende, AA. No es lo mismo un viaje que otro, ni un viajero que otro. La cantidad de equipaje varía, así como el trayecto o los precios. Son muy desagradables las sorpresas relacionadas con el sobrepeso en equipaje a facturar en las aerolíneas de bajo coste, y te aseguramos que en tales casos compensa -por no hablar de los riesgos-. Nuestros clientes contratan este servicio por la comodidad, la seguridad y por el precio reducido. Lo tenemos comprobado.