¡Así no!

De tanto pensar en cómo hacer bien un paquete para su envío, en Mensajería Low Cost hemos dado con unos cuantos enlaces como ejemplos a no seguir. Es decir, cómo NO hacer un paquete. Aviso: Algunas de las imágenes que veréis a continuación pueden herir la sensibilidad de aquellos que hacen un uso frecuente de mensajería y temen que sus paquetes lleguen en malas condiciones ;-).  Tenedlas en cuenta cuando queráis hacer un envío y se trate de mercancía frágil o cara, y también si queréis reducir costes en vuestros encargos. Para el resto, contad con nosotros.

65 tornillos de DELL

Al parecer, y según cuentan en geeksaresexy.net, si uno le pide 65 tornillos iguales a la multinacional DELL, ésta le envía 65 paquetes plastificados. Una mala práctica (y cara).

 

La pobre televisión de plasma

El que embaló esta televisión de plasma no tuvo en cuenta que se trata de un objeto delicado. Estas imágenes de geekologie.com han dado varias vueltas a internet desde hace tiempo y nos siguen estremeciendo cada vez que las vemos.

 

El mueble arañado

En bricolajefacilismo.com nos explican de quién es la culpa cuando recibimos un mueble dañado. Un post muy recomendado.

 

Los instrumentos

En felcomusical.com no sólo nos explican cómo NO empaquetar un instrumento para su envío, sino que explican con todo lujo de detalles cómo SÍ debe hacerse, paso por paso e instrumento por instrumento. Una serie de recomendaciones buenísima.

 

El espacio lo es todo

Y por último, en sonoffiverivers.wordpress.com han recopilado estos paquetes no sostenibles. Por ejemplo, por muchos gigas que tenga una memoria USB , el paquete que la contenga tiene que ajustarse a su tamaño.

 

Consejos

A la hora de hacer vuestro paquete, recordad estas imágenes y estos consejos:

  • La caja tiene que ajustarse a las medidas del contenido. Se pueden reutilizar cajas siempre que estén en buen estado. Pensad además que las dimensiones del paquete cuentan a la hora de calcular el precio del envío.
  • Si el contenido está formado por varios objetos, unidlos entre ellos para que no bailen y se golpeen entre ellos.
  • Dejad unos centímetros de más en el volumen para poder insertar material protector entre el cartón y el objeto. Os puede servir el plástico de burbujas, o mejor el papel de periódico arrugado y prensado. Aquí volvemos a poner a DELL como ejemplo, pero de buenas prácticas.
  • Si es un contenido frágil, indícalo en la caja con letras mayúsculas, para que el mensajero lo sepa.